Juan Esteban Millalonco: “Chile es pionero en materia de lobby en Sudamérica”.

Juan Esteban Millalonco: “Chile es pionero en materia de lobby en Sudamérica”.

En entrevista con la Escuela de Gobierno Local, el actual Director de Control de la Asociación Chilena de Municipalidades, subrayó que “desde diversos países sudamericanos se mira la experiencia chilena como un referente para la implementación de regulaciones en esta materia”.
20/04/2018
Noticias

Así lo pudo constatar en un reciente encuentro de asociaciones latinoamericanas desarrollado en Brasil, país que discute la implementación de una ley de lobby desde el año 2007 (http://www.cnm.org.br/comunicacao/noticias/confederacao-dialoga-regulamentacao-do-lobby-com-entidades-internacionais).

“Como han subrayado diversos expertos en la materia, el primer gran obstáculo que deben sortear las iniciativas sobre regulación del Lobby en América Latina es de carácter cultural. A diferencia de los países anglosajones, en que el Lobby tiene una larga tradición, y es percibido como una colaboración necesaria entre la sociedad civil y los poderes públicos para un ejercicio más eficaz de la política, en países con mayores rasgos endogámicos como los nuestros, la posibilidad de una intermediación entre los intereses de determinados gremios y quienes detentan el poder político es identificada de manera casi inmediata con su versión ilícita de tráfico de influencias”.

En opinión de Millalonco, esto explicaría la dificultad que han tenido los países latinoamericanos para regular el Lobby, siendo Chile la única excepción hasta el momento.

“Si bien existe un precedente en Perú, que durante el año 2003 dictó una ley que regula la gestión de intereses en la administración pública, el caso chileno es el primero con una regulación orgánica del lobby, que incluye las diversas formas que puede adoptar la representación de intereses ante las autoridades políticas, crea diversos registros de agenda pública, y establece un sistema de sanciones para el caso de incumplimiento”.

Respecto de la relevancia de esta normativa a nivel local, sostuvo que “constituyó parte importante de la atención del legislador, puesto que –como se ha sostenido tantas veces-, las municipalidades son la puerta de ingreso de la ciudadanía al estado. El método usado para determinar quiénes son sujetos pasivos de la ley de lobby en un municipio es doble: por una parte, todas las autoridades municipales (alcaldes y concejales), además del Director de Obras y el Secretario Municipal quedaron incluidos en la ley, pero adicionalmente, se permitió que cada Municipalidad establezca anualmente, que otros funcionarios sean considerados sujetos pasivos para efectos de la ley, cuando en razón de su función o cargo y por tener atribuciones decisorias relevantes o por influir decisivamente en las personas que tienen dichas atribuciones, resulte necesario. Dado el dinamismo de la realidad municipal en nuestro país, esta norma resulta muy útil, ya que serán distintos los funcionarios que en cada municipalidad tendrán las características señaladas por el legislador. Además, el hecho que la calificación sea anual, permite ajustar constantemente la nómina de personal sujeto a esta normativa”.

Finalmente, el abogado destacó el rol que ha tenido nuestro país como referente en la región, para efectos de ir implementando esta normativa, que contribuye a un mejor ejercicio de las funciones públicas y la cooperación público privada en la gestión del estado.

*Juan Esteban Millalonco es abogado de la Universidad de Concepción, ha participado en la discusión de los proyectos de ley más emblemáticos a nivel municipal durante la última década. Entrevista exclusiva para la Escuela de Gobierno Local.